En América Latina los que se oponen a despenalizar la interrupción del embarazo comienzan con argumentos religiosos y Dios. Ahí es cuando nos toca recordarles que vivimos en una sociedad democrática con un estado laico – y no en un fucking ISIS versión Católica –  que debería tener una separación entre el gobierno y la iglesia.

Algunos otros vienen entonces con el hipócrita y mal fundamentado argumento de la vida. Según ellos el espermatozoide no esta vivo, o al menos no cuenta como “vida”, que lo desechen los hombres al masturbarse les da igual, pero cuando entra y fecunda el óvulo en el útero de la mujer la visión les cambia: ¡Ni pienses en expulsarlo de tu cuerpo ahora, asesina!

Es así como el útero al parecer se convierte en espacio de propiedad pública, donde la mujer ya no tiene derecho a decidir que permite desarrollar dentro de él o que no.

Cuando los expertos les aclaran que un embrión o un feto en su etapa temprana NO es equivalente un bebe, te salen con hechos sacados del culo, como decir que realmente casi nadie aborta, o que el aborto es peligroso, o que te deja un trauma de por vida, o que si lo legalizan todas lo van a querer hacer….  Ehh, no. Si les interesa tanto el bienestar de la mujer, por favor, investiguen un poquito. Google es su amigo.

La desinformación que genera toda esta maraña de ideas sin fundamentos es grande, y para ayudar a esclarecer un poco el tema les compartimos el siguiente video de La Pulla.

La Pulla es un vlog de opinión presentado por Maria Paulina Baena que busca aportar contexto y argumentos a temas polémicos de la sociedad colombiana, y forma parte del diario El Espectador de Colombia.