En Honduras, un país donde 43% de la población vive en la pobreza, la educación sexual integral es escasa, la pastilla anticonceptiva de emergencia es ilegal, y el aborto es penado incluso si se hace para salvar la vida de la mujer.

Así de horrible.
Si tu embarazo se complica y te estás muriendo por un problema con el feto, ¡la ley dice que te dejen morir antes de interrumpir el embarazo!

Y ahora una mayoría del Congreso, en vez de buscar evaluar y mejorar la situación de las mujeres de su país, aprobó en un solo y miserable debate por ZOOM una reforma que busca hacer imposible que en el futuro se considere la flexibilización o legalización de interrupción del embarazo en cualquier circunstancia.

No, a los parlamentarios no les importó enfocarse en proponer algo para mejorar la educación sexual o acceso a anticonceptivos.

No, tampoco les importa que mueran niñas y mujeres ante embarazos riesgoso.

Les vale nada que las niñas violadas sean forzadas a parir, o que se mueran en abortos clandestinos. Les importa poco las mujeres hondureñas que no comparten sus privilegios en general.

Desde su lugar privilegiado estos parlamentarios de la vergüenza ni se tomaron el tiempo de planear un debate basado en datos, en realidades, en escuchar a las mujeres a las que afecta sus decisiones.

Imagen

Ni quisieron aprovechar la propuesta de extender a varias sesiones para hacer un mejor estudio de la realidad.

No, no, eso era pedir mucho. Ellos en un rato en ZOOM decidieron por millones de hondureñas.

Me parece que los partidos políticos de Honduras nos prefieren muertas. Nos prefieren presas.
Nos prefieren pobres.
Nos prefiere violadas.
Nos prefiere vulnerables, desesperadas.
¿Quizás así no tendremos tiempo de ver la corrupción de nuestros gobernantes muy de cerca?

Aquí les dejo los nombres, partidos y comentarios de mierda de algunos de los parlamentarios que apoyaron esta vergonzosa reforma.

Partidarios que se hacen llamar provida, mientras apoyan leyes que básicamente se podrían resumir en: “Primero muertas que abortando”

Gloria Bonilla, Partido Liberal: “Como mujer y madre, estoy a favor de la vida”.

¿Solo no de las vidas de las mujeres embarazadas, no? Como mujer y madre, estoy a favor de que renuncie ya.

Francisco Rivera, Partido Nacional: “Siendo representante de mi departamento de Olancho, siento que poner el candado a esta reforma para que se necesite una mayoría calificada, es lo correcto, y voto a favor de la iniciativa”.

¿Quizás pudo mínimo haber preguntado a las mujeres del departamento de Olancho que pensaban, no? Antes de condenarlas a morir.

Waleska Zelaya, Partido Nacional: “Como mujer digo que Siempre estaremos a favor de la vida.”

Y como mujer le digo que eres una verguenza para las millones de mujeres que lucharon para que pudiera estar en un parlamento.

Luis Redondo, PINU: “Me ha llamado la atención que apenas se comenzó a sonar este tema en los medios, comencé a recibir llamadas de industrias médicas que me pedían que votará en contra, empresas que ni conocía, por eso hoy digo que siempre voy a votar en favor de la vida, aun y cuando eso signifique que no vuelva a ser electo diputado, pero no voy a contradecir mis principios”.

Me ha llamado la atención que en vez de buscar datos científicos sobre el estado de la salud pública, embarazos adolescentes, educación sexual, o hacer un debate con sus ciudadanos, decidiese quedarse bien sentado en su casa supuestamente recibiendo llamadas incoherentes de empresas que no logra ni mencionar, para usarlo como excusa para condenar a millones de mujeres.

Mauricio Villeda, Partido Liberal: “ Estoy en concordancia con mis principios liberales. No tengamos miedo y actuemos a conciencia, votemos en coherencia al principio de nuestros padres”.

¿Cuáles principios liberales son esos? Señor, si se va a llamar liberal mínimo edúquese en qué ideal es el que representa. ¿Qué tiene de liberal quitar la libertad a las mujeres a SALVAR SU VIDA o DECIDIR SOBRE SU PROPIO ÚTERO para que usted le pueda imponer su «conciencia» y principios familiares?

En este día tan horrible para nuestras hermanas Hondureñas, solo podemos decir: Estamos con ustedes, hermanas.

Este sistema de mierda que nos prefiere muestras va a caer, porque no nos vamos a rendir.